Vol. 3 | Núm. 3

vol3-no3Esperan encerradores respuesta de SAGARPA.
Aseguran haber presentado ya dos veces la documentación para el estudio que les permitirá volver a usar el equipo de buceo.

En el mes de junio del presente, algunos miembros de la comunidad pesquera fueron notificados de la revocación de un permiso que se les había otorgado para usar una planta compresora para despegar las redes del fondo del mar. A partir de ese momento, SAGARPA, a través de SEPESCA, se comprometió a realizar un estudio para detectar el daño que dicha planta provocaría en el lecho marino, pero hasta la fecha, según las palabras de algunos pescadores afectados, no han recibido ningún resultado.